Tails of Iron Análisis – Rats vs Frogs en estilo Souls-Like

Xbox OneXbox Series XPlaystation 4Playstation 5SwitchPC
Tails of Iron Desarrollador: Odd Bug Studio   Editor: Meridiem Games   Lanzamiento: 17 de septiembre de 2021   Plataformas: Xbox One, Xbox Series X, Playstation 4, Playstation 5, Switch, PC

Plataforma analizada: Xbox Series X

Tails of Iron es un título RPG que nos hace encarnar a un ratón hijo del rey que ha sido desposeído de su reino. Así comienza esta aventura desarrollada por los chicos de Odd Bug Studio y que nos llega de la mano de Meridiem Games. Ha salido para la nueva y la anterior generación así como para PC. Pero nuestro análisis corresponde a la versión de Xbox Series X. Es un título muy disfrutable pero con un alto contenido de dificultad.

Somos uno de los hijos del rey, en la escala, el menor, así que es nuestro hermano el heredero. Las ranas han invadido nuestro territorio y han destrozado todo lo que conocemos. El Rey, ya mayor, ha sido asesinado y nuestros hermanos han desaparecido. Tenemos que coger la espada y el escudo y reconstruir lo perdido. Nosotros somos Redgi, un pequeño y joven ratón que deberá aprender a luchar y a sobrevivir en tiempo récord.

Tails of Iron es un gran RPG en 2D

Este Tails of Iron está diseñado en 2 dimensiones y scroll lateral. Es decir, deberemos ir avanzando hacia derecha o izquierda por la pantalla. Aunque tiene esa limitación, se han marcado un gran juego de rol y de alta dificultad que nos va a hacer emplearnos hasta el fondo. Pero no hay ningún tipo de plataforma ni puzle, deberemos ir avanzando eliminando enemigos y guardando cada poco.

Tendremos varios tipos de ataque según con qué armas. Tenemos tanto espadas, lanzas, arcos… Podremos ir forjándolas. También iremos recogiendo o forjando armaduras. Las armas tienen un potencial ofensivo y un peso. Cuanto más pesado, más lentos serán nuestros movimientos. Esto nos recuerda muy mucho a los títulos souls-like. También tendremos escudos que serán vitales para poder avanzar.

Y es que los enemigos atacan de distinta manera y la defensa es clave en Tails of Iron. Según el símbolo que aparezca en la cabeza del enemigo, tendremos que cubrir y atacar o esquivar. Así pues, tenemos que ir conociendo a los enemigos  y cómo atacan para saber qué hacer. El juego no lo pone fácil, porque eso es sencillo, pero si además empiezan a aparecer 2 o 3 enemigos más, ya se complica todo. Así que avanzar no va a ser tan sencillo como parece.

Te va a tocar sufrir

Por suerte, tenemos puntos de guardado constantes y una botella con la que curarnos. Con esta, botella de éter, pondremos la barra de vida a tope. Y además, encontraremos frecuentemente ítems que nos la rellena, así que no es de un solo uso. Esta es una de las cosas que facilita Tails of Iron. También el ir encontrando armaduras y armas nuevas y mejores.

Además, esto nos da la posibilidad de personalizar el equipo para hacer al personaje a nuestro gusto. Si queremos tener un habilidoso ratón en Tails of Iron, le pondremos poco peso y armas rápidas. Si queremos hacer un caballero pesado, pues nos toca poner armaduras pesadas y aguantaremos más el daño, pero no podremos esquivar con facilidad. Podremos usar escudo o incluso dos armas en cada mano. Eso ya queda a nuestro gusto.

A cada poco hay enemigos que nos pondrán las cosas difíciles. Son ranas de todo tipo, pero siempre con un toque horripilante. También tendremos tanto enemigos pequeños como grandes rivales con barra de vida propia. Deberemos ser habilidosos para curarnos cuando nos dañen y golpear, desequilibrar y aturdir a los rivales. Tails of Iron trata de sobrevivir a todo tipo de enemigos y deberemos aprender cómo ataca cada uno de los rivales.

El estilo artístico es impecable

Y es que con poca cosa nos van a eliminar. Hay enemigos que con un solo golpe nos van a bajar más de media barra de vida. Si nos despistamos, podemos echar a perder una buena partida en Tails of Iron. También es cierto que el juego es bastante estricto con esto. Puede que esquives pero si te equivocas, te dañarán y perderás vida. Pero también te dan premios justos cuando acabas con enemigos importantes.

A nivel gráfico tenemos que decir que Tails of Iron se ve bien y con buenos detalles. Pero lo que nos ha encantado es su sistema artístico y sobre todo cómo se comunican las ratas, a través de dibujos. Entenderemos perfectamente lo que hablan y lo que se nos requiere. Hay tanto misiones principales como secundarias y un narrador en off que nos ambienta. Hablará en inglés pero con subtítulos en español. A nivel sonoro las melodías son aceptables aunque el estridente sonido de las ratas cuando hablan es algo que podría haberse evitado.

Tails of Iron es un buen juego RPG en 2D que te hará mejorar si quieres avanzar. Es un título inspirado en algunos soulslike y de verdad que será un reto constante. Tiene gran cantidad de enemigos diferentes, de armas y de combinaciones. Si quieres completar el juego hasta el final, vas a sufrir. Es un buen producto de los chicos de Odd Bug Studio y de Meridiem Games.

Nuestra Valoración
69%
Aceptable
Gráficos
75
Sonido
60
Controles
70
Historia
70
Rejugabilidad
70
Lo bueno
  • Gran estilo artístico
Lo malo
  • Puede desesperar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

array(2) { [0]=> int(7) [1]=> int(3) }